El agua reutilizada salva la producción a los agricultores en zonas de sequía

Pese a que los últimos episodios de lluvia han situado los embalses españoles al 70% de su capacidad, la sequía persiste en la mitad sureste del país. Con sus pantanos al 19%, la Región de Murcia, una de las áreas más castigadas por esta situación, viene aplicando sistemas como la reutilización de aguas residuales para poder seguir regando sus cultivos ante la escasez de agua.

La depuradora de Cabezo Beaza (Cartagena), gestionada por Hidrogea, trata 7.319 litros al día, lo que equivale a abastecer de este preciado recurso a 4.300 hectáreas de cultivo.

Jorge Domínguez, técnico de la Estación Depuradora de Cabezo Beaza, explica que “el sistema de reutilización de agua de esta depuradora, enfocada al 100% a uso agrícola, está contribuyendo a paliar los efectos de la sequía en el Campo de Cartagena, una de las principales zonas de cultivo de España”.

Gracias a las aguas reutilizadas, los agricultores de esta comarca son capaces de producir más de 412.000 toneladas anuales de hortalizas de variedades como la lechuga, la coliflor, brócoli o melón de la Galia.

José León, regante de la zona, sostiene que “este sistema nos ha permitido mantener los niveles de producción en una situación de sequía como la que estamos padeciendo en nuestra zona. Si no contáramos con el agua de la depuradora los agricultores del campo de Cartagena nos encontraríamos en una situación dramática”.

Desde SOS Sequía, plataforma ciudadana por el agua, valoran muy positivamente la implementación de sistemas como este.  José Luis Gallego, divulgador ambiental y coordinador de SOS Sequía afirma que “la sequía no ha terminado en ningún caso con las últimas lluvias, hay zonas que siguen muy afectadas, como el sureste del país y todo apunta a que la situación irá a peor. Por este motivo, hay que apostar por medidas de reutilización de agua como las que se están aplicando en Cartagena”.  

Además de los beneficios de reutilizar el agua y ser de gran ayuda en periodos de sequía, la depuradora de Cabezo Beaza también está contribuyendo a la conservación de la biodiversidad de la zona gracias a dos humedales artificiales que sirven de refugio a más de 30 especies de aves acuáticas, algunas de las cuales se encuentran amenazadas de extinción, como la malvasía.