¡SOS!

¡Nos quedamos sin reservas de agua! Los pantanos del Segura casi secos (13%) cuando según la media de la década deberían rondar el 40%, los del Duero a punto de bajar del 30% cuando deberían estar al 55%. Y así todo.